Acueducto podrá tratar agua del embalse a partir de 2019

Aunque hace más de un año se logró el llenado del Embalse de Bucaramanga, sólo al finalizar el primer semestre de 2019 estará lista la tubería de aducción que permitirá conducir el agua cruda hasta la planta de tratamiento de Bosconia, donde se podrá iniciar el proceso de potabilización.
La gerente general del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, Ing. Zoraida Ortiz Gómez, indicó que “ya se contrató el suministro de las tuberías y se está organizando el proceso de compra de las válvulas y accesorios”.
De forma paralela, se irá adelantando el proceso contractual para la ejecución de la obra.
Según la funcionaria, “la idea es iniciar obras en el primer semestre de 2018 y finalizar en el primer semestre de 2019”
La inversión total es de $22.092 millones, de los cuales $8.200 millones son para la tubería, $1.700 millones para las válvulas y $12.192 millones para la obra civil.
Cabe destacar que el Embalse de Bucaramanga es un espejo de agua con una capacidad de 18 millones de metros cúbicos que se alimenta del río Tona.
Se construyó con el fin de garantizar el suministro en el área metropolitana y sus áreas de expansión por los próximos 50 años. Además, permitirá en un futuro que el amb le entregue 75 litros por segundo al municipio de Lebrija (suficiente para unas 6 mil 500 viviendas), para que supere sus problemas de abastecimiento.
En ese sentido, ya se está adelantando un proyecto por $21 mil millones, que contará con recursos de la Gobernación y la Alcaldía de Lebrija, para construir la tubería que conducirá el líquido entre el tanque de La Rosita y ese municipio.
En el caso del Embalse de Tona se tiene previsto que en un futuro tenga conexión con la planta de Bosconia (es la que se construirá este año) y también con la planta de Angelinos.

Noticia tomada de Vanguardia Liberal

You may also like...